Skip to content

Steve Jobs

Hijo de una joven soltera universitaria, que decidió entregarlo en adopción, cuando aun era un bebé, a una pareja universitaria que quería una niña, por lo que en último momento no aceptó. Steve fue ofrecido a una pareja de clase trabajadora, Paul y Clara Jobs, este último, empleado de la compañía estatal de transporte ferroviario. Creció en Mountain View y Los Altos, California. Ya al cumplir los 17 años entra a la universidad Reed College en Portland, Oregón, a la cual asiste tan sólo 6 meses antes de decidir abandonarla debido a los altos costes de los estudios, que sus padres apenas podían financiar. Pese a que abandona sus estudios, continúa asistiendo como oyente a aquellas clases que le interesaban, como por ejemplo caligrafía. Permaneció como oyente unos 18 meses más hasta que abandona definitivamente los estudios. Fueron años de gran sacrificio por no contar con los medios económicos. Curiosamente sus estudios en caligrafía le serían de utilidad cuando diseñara la tipografía del primer Mac.

Aún no se sabe qué pasó en estos años de problemas económicos y estudios únicamente de caligrafía, pero sin tener estudios en programación, a los 20 años inicia Apple en el garaje de sus padres junto a su amigo Steve Wozniak. Tan sólo en 10 años logra convertir a Apple de una empresa de dos personas en un garaje de una casa a una empresa de 4.000 empleados.

Con tan sólo 27 años, Jobs gozaba del prestigio de ser el millonario más joven en 1982, una edad muy temprana antes de que llegara la era puntocom.

Irónicamente, a los 30 años es despedido de Apple –la empresa creada por él mismo– pero su espíritu emprendedor lo lleva a crear una nueva empresa llamada NeXT y otra empresa llamada Pixar, que luego harían historia. Durante esta trayectoria profesional, y especialmente durante el desarrollo del ordenador Mac, se forjó una reputación de déspota hacia sus empleados. Sin embargo, también existen opiniones en contra de este extremo.

Jobs se caracteriza por su manera informal de vestir, normalmente con vaqueros, cuello de tortuga negro y zapatillas de deporte.

Se casa con Laurene Powell en 1991, a quien conoce en una clase en Stanford University y forman una familia. Viven en Palo Alto, California con sus tres hijos. Ambos son vegetarianos. A Jobs se le diagnostica cáncer de páncreas, enfermedad que supera con éxito tras su tratamiento en una conocida clínica oncológica californiana.

Macintosh

Los investigadores de Xerox desarrollan Smalltalk, un entorno gráfico que utiliza el mouse como una herramienta más de trabajo. Los directivos de Xerox son escépticos ante esta nueva idea, aunque Steve Jobs finalmente se muestra partidario de adoptar y desarrollar este concepto. El nombre del ordenador es “Lisa”, nombre en honor a la hija de Steve Jobs. A partir de los conceptos básicos del software de Lisa, se iniciará el desarrollo de la familia de productos que asentaría a Apple en el mercado de la informática personal: el Apple Macintosh y su sistema operativo, el primero verdaderamente fácil de usar para cualquier usuario.

Mientras, Bill Gates ofrece mejorar sus hojas de cálculo y otros programas. Amenaza con vender su material informático a IBM, el aparente enemigo de Apple. Al final terminaría también desarrollando su propio sistema operativo basado en un interfaz similar, Windows.

Jobs crea un equipo específico de investigadores para Macintosh, y lo enfrenta al resto de investigadores de Apple. Y aunque consigue una mejor productividad, la empresa comenzaría a sufrir por distintos factores un cierto período de estancamiento.

Steve Wozniak abandona Apple, mientras que en paralelo, se prevén unas ventas de Macintosh de 80.000 unidades al año, cuando tan sólo se terminan vendiendo 20.000 unidades. Esto enfurece a Jobs, quien intenta tomar el control de la empresa en perjuicio de su (hasta entonces) amigo John Sculley. Éste solicita el apoyo del consejo de administración quien le otorga su confianza, y le permite asumir las responsabilidades de Jobs. Éste es destinado a un edificio del complejo Apple llamado “Siberia”. Poco tiempo después, y sumido en una depresión, terminará abandonando Apple y vendiendo todas sus acciones.

En 1989 intenta plasmar sus ideas con una nueva compañía llamada NeXT. Planeó construir la siguiente generación de ordenadores personales que avergonzaría a Apple, pero resulta ser un fracaso comercial pese a su superioridad técnica. Después de 8 años de lucha y casi 250 millones de dólares invertidos, NeXT cierra su división de hardware en 1993.

En 1999 se produce una película titulada ‘Piratas de Silicon Valley” que narra los hechos anteriores. Orientada inicialmente para la televisión, es relanzada en formato VHS y DVD gracias al éxito cosechado. Este largometraje arranca con el comienzo de Apple Computer, hasta que Steve Jobs es recontratado después de ser despedido.

Pixar

Tras este fracaso, y en gran parte gracias a su condición de visionario, decide comprar una empresa de animación por ordenador, Pixar para la cual su matriz, la empresa Lucasfilm de George Lucas estaba buscando comprador. Pixar comienza a destacar en el mundo del cine gracias al éxito de la primera gran película de animación comercial “Toy Story” desarrollada para Disney.

A esta película le siguieron Bichos, Monstruos S.A. (Mosnters, Inc.), Toy Story 2, Buscando a Nemo, Los Increíbles, Cars, Ratatouille, WALL-E y Toy Story 3 (en 2010), todas ellas con gran éxito de crítica y público, gracias a tratarse de buenas historias, con guiones interesantes tanto para niños como para adultos y realizadas con una excelente técnica de animación. Así, Jobs vuelve a estar en la cresta de la ola, ahora como presidente de Pixar.

Actualmente Pixar pertenece a Disney.

Vuelta a Apple

Mientras tanto, Apple contrata como director ejecutivo a Gil Amelio con la finalidad de salvar a la empresa de la gran crisis que está padeciendo. Entre otras medidas relacionadas con la gestión, Amelio debe encontrar una solución para el problema planteado por la vejez del sistema operativo de los Macintosh tras el fracaso de la compañía con Copland, un proyecto que nunca llegó a terminarse. Amelio decidió partir de un sistema operativo existente que sirviera de base al trabajo posterior. En la selección final compitieron BeOS, de la compañía Be de Jean-Louis Gassé, y NextStep de NeXT del propio Steve Jobs y que finalmente sería la vencedora. Como consecuencia de esta elección, Apple compraría NeXT.

A partir de este momento, Jobs maniobrará para tomar el control y terminaría por sacar de la compañía a Amelio y colocar a su equipo de NeXT al frente de Apple.

Algunas de sus primeras medidas fueron llegar a un acuerdo con Microsoft para que éste inyectase dinero en Apple mediante la compra de un 4% de sus acciones (sin derecho a voto) y garantizase el desarrollo de Office para Mac, a cambio de diversos intercambios tecnológicos y el fin de las disputas por la interfaz gráfica. Esta medida, muy mal aceptada por muchos usuarios permitió a Apple un respiro suficiente como para llevar a cabo otras maniobras.

Otra medida impopular fue la cancelación del programa de licencias de Mac OS a otros fabricantes de hadware (como PowerComputing, que sería finalmente adquirida por Apple). El motivo residía en que estos fabricantes crecían a costa de la cuota de mercado de Apple en el mercado Macintosh, en vez de expandir la cuota general de los fabricantes de Macintosh en el mercado informático. Otra medida drástica fue la cancelación del Newton, reconocido como antecesor de los actuales PDA, pero tan adelantado a su tiempo como otras tecnologías de la empresa que tarde o temprano seguirían el mismo destino, como OpenDoc.

Estas medidas, sin embargo, permitieron a la compañía centrarse en el desarrollo de menos, pero mejores, productos y desarrollar algunas líneas de negocio nuevas y sorprendentes si las analizamos en perspectiva, como es el caso del iPod y el iPhone en el negocio de la música digital, o la importancia del sector de consumo frente al profesional. El sello de Jobs en la compañía se encuentra en cualquiera de sus productos, desde el diseño del hardware a las prestaciones del software.

Actualidad

Después de numerosos rumores sobre su salud, Jobs confirma el día 5 de enero de 2009 que padece un desequilibrio hormonal. Inicialmente, Apple había comunicado que sería Paul Schiller quien presentaría la Keynote de la Macworld, prevista para el día 6 de enero, sin embargo, el día antes, el propio Steve comunica que se encontraba recuperándose de una enfermedad que, según las pruebas que había realizado, eran debidas a un nivel hormonal anormal, aunque de momento piensa continuar al frente de Apple.

El día 14 de enero, Jobs realiza un nuevo comunicado, en el que expresa la necesidad de apartarse temporalmente de la empresa debido a la necesidad de tranquilidad, delegando la mayor parte de sus responsabilidades en Tim Cook, actual jefe de comunicaciones. En principio, afirma que regresará en junio del presente año, aunque durante su ausencia seguirá tomando parte en las decisiones importantes.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: